Skip to content

Agapito Marazuela

febrero 15, 2010

Agapito Marazuela nació en 1891 en Valverde del Majano (Segovia), donde su padre era arriero y trajinante. Pronto sobresalió como instrumentista de guitarra y dulzaina, triunfando en las mejores salas de concierto de España y París, y destacando como intelectual, hombre de cultura, músico y artista. En 1932 ganó el primer premio del Concurso Nacional de Música Folklórica con el Cancionero de Castilla la Vieja. En 1933 Agapito recorrió la provincia de Avila recopilando cantos y tonadillas de Cardeñosa y otros pueblos.

Durante la República Agapito Marazuela se significó como un hombre de izquierdas y militó en el Partido Comunista. En 1937, en plena guerra civil, asumió la dirección de los grupos folkóricos españoles en la Exposición Internacional de París, por lo que terminada la contienda fue encarcelado. Al salir de la prisión, pocos años después, en régimen abierto, Agapito se retiró al molino de Pozanco de Jesús Muñoz, por la amistad que le unía con su alumno. Hacía sus presentaciones periódicas en el cuartel de la Guardia Civil de Mingorría, lo que aprovechaba para visitar la casa de los chocolateros y tocar la guitarra en compañía de su amigo Antonio Marugán, que tocaba el laud. Durante estos años enseñó al joven Aureliano a leer y escribir música y a perfeccionar la técnica del instrumento. Tan buen discípulo fue, que al morir le regaló su dulzaina de maestro.

En estas fechas Agapito enseñó a su joven alumno el método de «El progreso musical», por lo que Aureliano se encuentra en el pequeño grupo de los dulzaineros que leen y escriben música. Agapito Marazuela también enseñó a leer y escribir a María, la hermana pequeña de Aureliano, a la vez que pasaba otros momentos pescando y tocando la guitarra, con la que había dado importantes conciertos por España y Europa.

En estos años también empezaba a destacar el niño Modesto, por lo que Agapito bromeaba con su abuelo, el «tío Ronda», diciéndole: –«Déjeme al muchacho, que le hago un hombre ». Pero el abuelo no sacó la cara, pues seguro que le quitaba el oficio, lo que no impidió que Modesto aprendiera a tocar el redoblante. Los jóvenes músicos Aureliano y Modesto pronto formaron pareja, si bien en un principio lo fue de una manera esporádica ahora lo es de una manera estable, tanto que llevan más de una veintena de años juntos.

Entre los tamborileros con quien Aureliano ha formado pareja pareja destacan: Eutiquio de Avila, Cecilio y Francisco Navas «Ojetete» de Maello. Con este último obtuvo el primer premio del Certamen Nacional de dulzaina de Palencia en las ediciones de 1965 y 1966, con cuyo motivo grabó un disco de cinco piezas titulado «Jotas castellanas».

 Texto tomado de Rutas mágicas por los pueblos del Adaja de J.M. Sanchidíán Gallego

Anuncios

From → Grupos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: