Skip to content

Segovia Viva

Segovia Viva es un disco legendario del Folklore de Castilla y León, un disco mítico de los que oimos hablar y nunca habíamos oido, recuerdo que José Aldea hacia mención del mismo en el disco del 10 aniversario de Nuevo Mester de Juglaria. En 1976, bajo la iniciativa de Ismael se graba el disco colectivo “Segovia Viva”, dedicado al gran MAESTRO Agapito Marazuela, en el que se reúnen interpretaciones del propio Agapito y Joaquín González acompañados por Facundo Blanco; de Ismael, La Banda del Mirlitón, Nuevo Mester de Juglaría y Hadit.

Se trata de un homenaje a una figura esencial en el folklore de Castilla y León como era Agapito Marazuela cuando este tenía 85 años, y habia dedicado parte de su vida a recorrer caminios, pueblos, ferías y romerías recogiendo las distintas manifestaciones de la música popular; como dice Ismael en la contraportad del disco

 “Agapito Marazuela… toda una vida dedicada a salvar el documento de la música popular, monumento tan importante como nuestra catedral, nuestro Acueducto, o nuestro Alcazar. Monumento intanguble como la luz que, desde el Guadarrama, nimba nuestros muros.”

 

Descargar disco

Segovia Viva .rar

Anuncios

Ismael y la Banda del Mirlitón

Ismael nace en Torreadrada (Segovia). Cursa estudios universitarios y musicales en Madrid. Vive en París durante diez años, entre 1960 y 1970, donde canta folk, música de los siglos XV, XVI, y de poetas. Llega a grabar varios discos L.P., obteniendo el “Grand Prix du Disque” con su primer álbum, Canciones del Pueblo – Canciones del Rey, que le otorga la Academia “Charles Cros” de París.   Jeunesses Musicales de France lleva sus espectáculos de música popular y antigua. Durante cuatro años recorre Francia, Argelia, Suiza, Túnez, Marruecos, Bélgica, y Grecia. De vuelta a España, graba discos sobre poetas y dirige durante 5 años un programa en TVE llamado La Banda del Mirlitón dedicado al folk.    Comienza en los sesenta a recuperar todo lo que representa cultura popular y formar sus colecciones.

     Hoy por hoy posee las colecciones de Arte Popular más amplias del país, y con ellas realiza una enorme y esforzada labor de divulgación de la cultura popular, todo ello unido a su pasado como cantante, lo ha llevado a recibir el Premio Nacional de Folklore 1999.

Discografía completa:

Canciones del pueblo, Canciones del rey.rar – Disco completo

Aprés le silence .rar – Disco completo

Florilegios de España.rar – Disco completo

Ismael en España .rar – Disco completo

Segovia Viva .rar – Disco completo

Alzo la voz .rar – Disco completo

Pagina de ISMAEL

 

La Tarara

OIR: La tarara – ismael y la Banda del Milritón

La Tarara es una canción de corro, que cantaban las niñas y niños mientras jugaban; hace mención a un personaje popular un tanto estrambótico, y como toda la música de transmisión oral la letra varía de un sitio a otro, de una versión a la siguiente. Se trata de un tema muy popular que tiene versiones de músicos como Camarón de la Isla, que lo canta en el disco homenaje a Federico García Lorca la “Leyenda del Tiempo”, porque el tema era de los favoritos que tocaba y cantaba al piano el poeta granadino, que cuentan que cuando estuvo en New York fué incapaz de aprender la lengua de Shakespeare, pero todos le conocían como el español que tocaba el piano. También hay versiones de Juaquin Díaz, Rafael Calvo, Nuevo Mester, y esta que os dejo que es una verdadera joya, la interpretada por el  Ismael y La Banda del Mirlitón, de los primeros músicos que popularizarón la canción popular allá en los años 60 a través de la televisión. Parece que su origen es Sefardí. Las tropas “moras” que ayudaron a Franco en su rebelión, aprendieron esta canción en el campo de batalla y una vez terminada la guerra, siguieron cantándola como una canción más, transmitiéndola como algo suyo a sus hijos y nietos y así aparece ahora esta canción popular española, como una canción popular marroquí más.

LA TARARA

La Tarara, sí;
la tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Lleva la Tarara
un vestido verde
lleno de volantes
y de cascabeles.

La Tarara, sí;
la tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Luce mi Tarara
su cola de seda
sobre las retamas
y la hierbabuena.

Ay, Tarara loca.
Mueve, la cintura
para los muchachos
de las aceitunas.

 

Me caso mi madre

 

Casi todos aquellos que ya tenemos unos años recordamos esta canción a través de la maravillosa interpretación que en los años 7o hizo el grupo Nuestro Pequeño Mundo 

Dirigidos artísticamente por Carlos Guitart y supervisados musicalmente por Joaquín Díaz, los miembros de Nuestro Pequeño Mundo en sus tres primeros trabajos fueron Pilar Alonso “Pat”, Laura Muñoz, Ignacio Sáenz de Tejada, Juan Alberto Arteche, Juan Ignacio Cuadrado, Chema Martínez, Jaime Ramiro y Gabriel Arteche.

Se trata de otra bella canción del folklore castellano, que habla sobre aquella vieja costumbre del casamiento por conveniencia que tanto se practicaba en el medio rural: una de las expresiones más duras se puede encontrar en el teatro de Lorca, Bodas de sangre, en la que la madre le dice a otro hombre algo así como “casemos a tu hija y a mi hijo para que tengan muchos brazos para arar la tierra”, La canción, como todas las canciones del folklore, tiene multitud de versiones y variantes. Existen también versiones de Nuevo Mestér de Juglaría y de Joaquín Díaz

 
Joaquin Diaz – Me caso mi madre

Me casó mi Madre (Acordes)

Me casó mi Madre
Me casó mi madre
Chiquita y bonita
Con unos amores
Que yo no quería
La noche de novios
Entraba y salía
Me fui detrás dél
Por ver dónde iba
Y veo que entra
En cá la querida
Y le oigo que dice
Abre vida mia
Que vengo e comprarte
Sayas y mantillas
Y a la otra mujer
Palo y mala vida.
Yo me fui a mi casa
Triste y afligida
Me puse a leer
Leer no podía
Y oigo que me llaman
A la puerta mía
Y oigo que me dicen
Abre vida mía
Que vengo cansado
De buscar la vida
Tú vienes cansado
De cá la querida
Pícara mujer
¿quién te lo decía?
Hombre del demonio
Yo que lo sabía.

Las Galas : Canto de Boda

 La Gala es una canción de boda en la que se hace una loa a la novia, al novio y a sus familias, todo el campo, las flores, la iglesia se engalanan ese día para homenajear a los novios y a quienes les acompañan, aunque las costumbres han cambiado, en algún pueblo se siguen cantando estas canciones llamadas albadas, naranjas o galas.

Albada es una cancióon que se canta a las mozas en el amanecer de ahí su nombre. Las naranjas se refieren a una antigua tradición en la que los invitados formaban un circulo en torno a la mesa de los novios en la que salían dos de las invitadas, llevando una naranja, se acercaban a la mesa y la entregaban a la novia “el presente“. Despues pasaba la naranja entre los invitados, y cada uno de ellos metía el dinero que quería dar a los invitados entre los gajos, y pinchandola con el tenedor bailan con la novia.

Diversos grupos folklóricos han recopilado estas canciones en sus repertorios tales como el Nuevo Mester de Juglaría con “La Gala”, o Candeal con Las galas de Villaseco del Pan, versión recogida en este pueblo de los Arribes zamoranos en la comarca de Tierra de Pan.

 

Las galas de Villaseco del Pan

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

Viva la novia y el novio
Y el cura que los casó,
El padrino y la madrina,
Los convidados y yo.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva.

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

Todo el camino has venido
Pisando de rosa en rosa,
A este jardín has llegado
A coger la más hermosa.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

La novia está triste,
La madrina alegre,
Y el novio le dice
“salada, ¿qué tienes?”
“Yo no tengo nada,
ni nada me duele,
sólo estoy temiendo
la noche que viene”.

Qué bonita está una parra
Con los racimos colgando.
Más bonita está una novia
Para los enamorados.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

De la buena parra
Sale el buen racimo,
De buena familia
Llevas el marido.
De la buena uva
Sale el moscatel,
De buena familia
Llevas la mujer.

Despídete niña hermosa
De la casa de tu amiga,
Que ya te vas separando
Como el grano de la espiga.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

A la gala de la rosa bella
y a la gala del galán que la lleva

A la gala de la bella rosa
y a la gala del galán que la goza.

Noche de San Juan

 

El 21 de junio se celebra en el hemisferio norte, el día más largo del año. La naturaleza, el hombre y las estrellas se disponen a celebrar una fiesta, cargada de gran poder y magia. Hadas y deidades de la naturaleza andan sueltos por los campos; los agricultores dan gracias por el verano, las cosechas, las frutas y por disponer de más horas para cumplir con sus tareas y entregarse a la diversión. También es el momento justo para pedir por la fecundidad de la tierra y de los mismos hombres; además se debe comenzar a almacenar alimentos para pasar el otoño y el invierno.

La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano, o 20 de junio, para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía.

En tiempos posteriores se encendían fogatas en las cimas de la montañas, a lo largo de los riachuelos, en la mitad de las calles y al frente de las casas. Se organizaban procesiones con antorchas y se echaban a rodar ruedas ardiendo colinas abajo y a través de los campos. A menudo se bailaba y saltaba alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias demoníacas y asegurar el renacimiento del sol.

 Una de las más hermosas tradiciones era la ronda que le hacían los mozos a sus queridas, en esta canción se habla de la ella, y también de la creencia de la búsqueda del trebol de cuatro hojas en la noche mágica de San Juan para como propiciador de los buenos deseos.

http://www.goear.com/listen/b2c2808/Ronda-de-San-Juan-Nuevo-Mester

 

RONDA DE SAN JUAN

Abrid mocitos la puerta
que ya es hora de rondar
noche linda de verano
noche clara de San Juan
noche linda de verano
noche clara de San Juan

A cortar el trébole,
el trebole, el trébole,
A cortar el trébole
la noche de San Juan

Hacia la fuente serena
todos los mocitos van
todos los mocitos iban
nadie se quiso quedar,
todos los mocitos iban
nadie se quiso quedar…

Nochecita de San Juan
nochecita de San Juan
cuando volvían los mozos
los gallos cantaban ya,
cuando volvían los mozos
los gallos cantaban ya

A cortar el trébole…..

El enamorado y la muerte

 

Un Romance clásico entre los clásicos del folklore tradicional. Trata de un hecho truculento cuando la muerte viene a visitar al protagonista, un caballero muy inclinado a la seducción, que incluso quiere agasajar de amores a la propia muerte. Cuando la muerte le dice que le viene a buscar para llevarlo al otro mundo, le pide un día para ir a ver a su amada,   ésta le concede una hora, corre deprisa hacia el palacio y llama a su amada que le lanza un cordel de seda para subir a sus aposentos, cuando esta llegando al balcón la seda se rompe, y el amante se desplomacae contra al suelo; ya ha pasado la hora y la muerte lo viene a buscar. El tema lo interpretan entre otros Joaquin Díaz y Amancio Prada, éste último hace una preci0sa versión acompañado por una zamfoña. El tema también es conocido en America Latina, existiendo una versión del malogrado cantautor chileno Victor Jara.  Algunos también especulan que este romance sirvió de inspiración a Edgar Allan Poe para su novela “El cuervo”

Versiones

  • Amancio Prada – Trovadores, Místicos y Romántico (1991)
  • Joaquin Díaz – Romances Tradicionales (1972)
  • Víctor Jara – Víctor Jara – 1967 por EMI Odeón Chilena, LDC-36637

Acordes para guitarra : El enamorado y la muerte

Letra:

Yo me estaba reposando
anoche como solía,
soñaba con mis amores,
que en mis brazos se dormían.
Vi entrar señora tan blanca
muy más que la nieve fría.

– ¿Por dónde has entrado, amor?
¿Cómo has entrado, mi vida?
Las puertas están cerradas,
ventanas y celosías.

– No soy el amor, amante:
La muerte que Dios te envía.
– ¡Hay muerte tan rigurosa,
déjame vivir un día!

– Un día no puedo darte,
– una hora tienes de vida.
Muy deprisa se levanta,
más deprisa se vestía.

Ya se va para la calle,
en donde su amor vivía.
– ¡Ábreme la puerta, blanca,
ábreme la puerta niña!

– ¿La puerta cómo he de abrirte
si la ocasión no es venida?
Mi padre no fue a palacio,
mi madre no está dormida.

– Si no me abres esta noche,
ya nunca más me abrirías;
la muerte me anda buscando,
junto a ti vida sería.

– Vete bajo la ventana
donde bordaba y cosía,
te echaré cordel de seda
para que subas arriba,
si la seda no alcanzare,
mis trenzas añadiría.

Ya trepa por el cordel,
ya toca la barandilla,
la fina seda se rompe,
él como plomo caía.

La Muerte le está esperando
abajo en la tierra fría:
Vamos, el enamorado,
la hora ya está cumplida.

                    Anónimo